hace
-
días
-
horas
-
minutos
se clausuraron los Juegos

Estás en: Juegos Deportivos ParanacionalesIr a Juegos Nacionales

Reseña Histórica Juegos Paranacionales en Colombia

sep 14, 2015
El deporte paranacional demuestra nuestra inclusión social y deportiva, al rescatar los valores de superación y de arrojo de personas con alguna limitación física, mental o sensorial. Desde el orden social, educativo, cultural y por supuesto deportivo, los Juegos Paranacionales que se organizan en Colombia desde 2004 han sido el puntapíe inicial para darle un marco y un orden a la competencia del alto rendimiento del deporte adaptado. Lo cual ha propiciado la aplicación de políticas destinadas a esta población abriendo el debate de la ejecución presupuestal a nivel nacional, departamental, distrital y municipal, así como su atención mediática, y además ha redefinido las responsabilidades del Estado Colombiano,  fortaleciendo los Organismos Deportivos Paralímpicos y sus relaciones en busca de la igualdad de oportunidades.
 
En el año 2000, con base en la Ley 181 de 1995 y Ley 362 de 1997, entre otras, se promulgó la Ley 582, como política pública que beneficia a las personas con alguna de las mencionadas limitaciones en torno a la recreación, la educación física y el deporte. Y allí se dicta la disposición de la creación de los Juegos Paralímpicos Nacionales con una periodicidad de cuatro años y con la misma estructura y logística empleada en los Juegos Deportivos Nacionales.
 
De acuerdo con la estructura Internacional del deporte Paralímpico y de las necesidades de desarrollo, proyección e integralidad social y mundial, en 2004 se realizaron los primeros Juegos Paralímpicos Nacionales de la historia del país en Bogotá, ciudad escogida por sus escenarios, su capacidad hotelera y de infraestructura y por su peso propio como capital del país. Disputados del 23 al 30 de octubre de 2004, fue una competencia histórica que incluyó algunos registros y marcas batidas. Bogotá, Santander, Valle, Boyacá, Atlántico y Cundinamarca, lideraron en el respectivo orden el medallero final. El legado de las primeras justas para toda la familia del deporte paralímpico, equivale a un signo de ganancia cultural en cuanto a la transmisión de las herramientas sociales y deportivas a las aulas y los foros de debate.
 

Cali 2008: Sucursal de la superación

Cali fue la sede de los II Juegos Paralímpicos Nacionales, competencia que se desarrolló del 23 de octubre al 1 de noviembre de 2008, y que resultaron fascinantes. El nivel competitivo en las pistas y las canchas, la disposición de entrenadores, atletas y voluntarios, la correcta organización y logística, y la inserción de profesionales atletas y su proyección hacia el rendimiento y alto rendimiento, contribuyó para cerrar el año con decoro después de las dos medallas olímpicas, plata y bronce, conseguidas por Colombia en los Juegos Paralímpicos de Pekín.
 
Si comparamos los juegos de Bogotá con los de Cali, de 1.213 deportistas que participaron en 2004, pasaron a 1.745, de 28 regiones del país pasaron a 34, de 222 deportistas con limitación visual pasaron a 302, de 460 deportistas con limitación física paso a 551 y de 531 deportistas con limitación auditiva pasaron a 593. Y la tendencia de los demás indicadores es positiva.
En este versión, el orden del medallero, mantuvo a Bogota en el primer lugar, seguido de Santander, Antioquia, Valle, Atlántico y Cundinamarca.
 

Cúcuta 2012.: La tercera fue vencida

Para ésta versión, los III Juegos Paralímpicos Nacionales, tuvieron su ajuste a III Juegos Paranacionales según Resolución 000364 de Abril de 2012. Estos Juegos se organizaron con sede principal en Norte de Santander, y sedes alternas en Cali con natación y ciclismo pista y Popayán, con ciclismo ruta,  y llevaron el nombre de “Carlos Lleras Restrepo” en homenaje a la labor de este expresidente de Colombia, quien durante su cargo en 1966 y dentro de su campaña de Transformación nacional', creó el Instituto Colombiano del Deporte. En las justas paranacionales los tres principales departamentos, tuvieron su mascota representada en animales autóctonos con características de astucia, inteligencia y rapidez. En estas justas participaron 1.700 atletas, que compitieron en 17 deportes en 32 competencias, y se repartieron 369 medallas de oro, el mismo número de plata y 741 de bronce.
 
La tabla del medallero final quedó con Bogotá, Valle, Santander, Cundinamara y Boyacá. de sexto quedó Antioquia. “Con talento y voluntad todo es posible. Concluyen días de sueños y de esfuerzos, días de dura disciplina, de entrega, porque el deporte es alimento para el alma, templa el carácter y enaltece el espíritu”, dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en el discurso de cierre y despedida. Las ceremonias de apertura y clausura tuvieron el condimento de los bailes y los ritmos autóctonos de esas regiones de Colombia. Y también, el protocolo para las ceremonias de premiación, tuvieron lugar a partir del encendido del Fuego Deportivo en la Ciudad Sagrada de Nabusímake en la Sierra Nevada, simbolizando el encendido olímpico que se hace en el templo de la Diosa Hera en Grecia y la vinculación del tema ambiental a los juegos.
 
Para algunos lo demostrado en estos juegos hace ilusionarse con un gran papel en los Juegos Paralímpicos de Rio 2016. Amén de la actuación en los Paralímpicos de Londres, en los que se consiguieron 2 medallas de plata y 25 diplomas honoríficos, completando la mejor actuación de Colombia en unas justas de la categoría.
 
Los Juegos Paranacionales tienen el objetivo de incluir y hacer igualitaria la practica del deporte adaptado a lo largo y ancho del país. La idea de seleccionar, preparar, evaluar y proyectar atletas de élite con alguna limitacion física, sensorial o mental, revolucionó los esquemas del deporte colombiano. El sistema del Deporte Asociado Paralímpico viene aprovechando la oportunidad para dar a conocer la actividad deportiva, recreativa y social de dichas justas, con el fin de sensibilizar a la sociedad frente a un espejo ejemplar.
 
Desarrollado por