hace
-
días
-
horas
-
minutos
se clausuraron los Juegos

Estás en: Juegos Deportivos ParanacionalesIr a Juegos Nacionales

El transporte de los Paranacionales también se llevó el oro

dic 06, 2015

Hay muchos aspectos que a la hora de evaluar la organización de un evento deportivo son contemplados. La puntualidad en las competencias, la adecuación de los escenarios, la hidratación para los deportistas, son entre otros, fundamentales para garantizar el normal desarrollo.  Todos estuvieron presentes en los IV Juegos Paranacionales que terminaron este domingo en Ibagué.


Pero si fuese necesario elegir el podio, en él tendría que estar sin lugar a dudas el transporte de las delegaciones. En los hoteles donde se concentraron, los diferentes epicentros de las competencias y hasta en el aeropuerto Perales de la capital tolimense, deportistas, entrenadores y delegados contaron con los vehículos equipados para su movilización.

“Cómodos, esa puede ser la palabra perfecta para describir como nos sentimos desde el momento en que aterrizamos y hasta hoy, cuando ya debemos retornar a Yopal”, asegura Cediel Cárdenas, atleta de Casanare que participó en el baloncesto físico de los Paranacionales, quien estuvo en los 10 días de competencia.

Por nueve puntos no pudo subirse al podio. El bronce quedó en poder de Norte de Santander. Algo de insatisfacción le quedó tras el juego del sábado en el coliseo de la 42, pero a la hora de hacer el balance, lo positivo terminó inclinando la balanza.
 
En los segundos Paranacionales que completa Cárdenas, pudo establecer diferencias. “Si bien en 2012 contamos con lo necesario, en estos Juegos se nota la mejoría en todo aspecto, en el nivel, en los escenarios, en la accesibilidad y en el transporte. No tenemos queja alguna porque nos recogieron y llevaron siempre a tiempo y con todas las normas de seguridad”, destacó el alero.

Llegó el momento de la despedida y su gesto de agradecimiento fue una camiseta de Casanare para Henry Alberto Bravo, el conductor de una de las nueve camionetas que fueron acondicionadas para las 29 delegaciones que tomaron parte de las justas.

Él también necesitó una preparación para afrontar los Juegos. “Entre un día y día y medio se adapta el vehículo”, contó. Pero detalló la operación interna: “Hay que quitarle todas las sillas del vagón y luego ubicar un tablón sobrepuesto. Sobre él se ubican unos herrajes que son necesarios para asegurar las sillas de ruedas y que durante los traslados queden estáticas”.

Manejó tanto en los Nacionales como los Paranacionales. Ambas experiencias las disfrutó, aunque si tuviese que elegir se quedaría con la de los últimos días.“Los deportistas con discapacidad aparte de admirables son muy agradecidos, pero especialmente tienen una chispa, un sentido de humor que contagia”, destacó Henry

Por primera vez movilizó a personas en sillas de ruedas, pero quedó con ganas de repetirla. “Fue fabulosa y satisfactoria desde todo punto de vista”, confesó, mientras advierte que tanto a los convencionales como a paralímpicos los trató por igual. “Antes que todo son personas y hay que tratarlas de la misma manera”, dijo.

Él también ayudó a que el transporte se llevara el oro de los Paranacionales, pero aparte de la camiseta, no recibió medalla, aunque sí obtuvo algo que no tiene precio: “Esta experiencia me permitió aprender y sobre todo comprobar que los discapacitados podemos ser nosotros, que a veces no hacemos nada”.


Prensa Coldeportes – Acord

Desarrollado por